NO PUEDO DECIR VENGO

Y no puedo decir vengo,
presiento que no me he marchado,
la esencia tiene ese don,
se desdobla en dos,
una parte permanece a tu lado,
habita ya en tu corazón,
alguien lo llamará recuerdos,
pero tú y yo, no.

Anuncios

LA SIESTA

El día nublado y desapacible invitaba a cerrar las cortinas.

En la penumbra de la habitación, con el ruido amortiguado de la vida en las calles, desnudó sus pies y, postrándose sobre su mullido lecho, sintió el desplome de sus huesos.

Un pequeño suspiro se escapó de su boca y la comisura de sus labios dibujó una suave sonrisa, cerró sus ojos y, llenando profundamente de aire los pulmones, se dejó llevar por el dulce recuerdo de otros tiempos…

FELIZ SIESTA!!!

PACIENCIA

Atar con enredadas raíces
estas ansias mías
de querer volar a ti,
templando con suspiros
la larga espera.

Cuando el fuego hierve la sangre,
para yegua desbocada
no hay crueldad más grande,
que amarrar al poste una pata.

Lento el tiempo,
lento el respirar,
calma tensa que ahoga
bajo profundas aguas estancadas.

Si pienso en ti, malo.
Si no pienso en nada, peor.
La cabeza se aleja del presente,
se pierde en un tiempo inexistente.

Tiro con fuerza del amarre
hasta sangrar el alma.
Nada, no hay remedio,
tan sólo queda la espera.

Paciencia, paciencia,
que nada tengo,
que todo llega.

EL LUGAR QUE HABITO

En el lugar que habito
ya no está sólo mi corazón.
Buscando en sus esquinas
se abren lujosas estancias,
en cada una, un gran amor.

Personas que se ganan su estancia
por su luz y su calor.
No cualquiera entra,
Pero si entran, permanecen.

Las visito una a una
para que sepan que son parte,
del tejido conectivo
de este pobre músculo palpitante,
que se alimenta de ellos,
y los riega,
con cada gota de sangre.

EL JUEGO DE ESCRIBIR

Hay mordazas que no te impone nadie, nos refugiamos bajo burbujas ficticias por miedo a desnudar nuestro ser.

Todo lo que mi timidez no permite expresar en mi habla, lo traslado a cada palabra escrita, donde emergen con fluidez y facilidad para desguazar el único mundo que me interesa y que me mueve, el de los sentimientos.

Construyo situaciones donde lo de menos son lo hechos, sino lo que producen en el interior de los personajes, me emociono escribiendo y quiero transmitir, al loco que se atreve a leerlos, y remover su interior.

No dejar nunca indiferente, provocar a fin de cuentas.