PACIENCIA

Atar con enredadas raíces
estas ansias mías
de querer volar a ti,
templando con suspiros
la larga espera.

Cuando el fuego hierve la sangre,
para yegua desbocada
no hay crueldad más grande,
que amarrar al poste una pata.

Lento el tiempo,
lento el respirar,
calma tensa que ahoga
bajo profundas aguas estancadas.

Si pienso en ti, malo.
Si no pienso en nada, peor.
La cabeza se aleja del presente,
se pierde en un tiempo inexistente.

Tiro con fuerza del amarre
hasta sangrar el alma.
Nada, no hay remedio,
tan sólo queda la espera.

Paciencia, paciencia,
que nada tengo,
que todo llega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s