ASILAH

Tierra de luz y de mar
Que invades mi corazón
Dando templanza y calor
En sus descarnadas grietas.

Gentes afables, cercanas,
Hospitalarias con el extranjero,
Pero regidas por creencias y religiones
Que no comparto ni entiendo.

Mujeres mutiladas
Bajo control exhaustivo,
Buscan en submundos
Complicidad y abrigo.

Tierra rica en frutos,
Hortalizas de colores,
Incrustados en desnudas paredes,
Del mercado los olores.

Desorden armonioso,
Oficios olvidados en el norte,
Camaradería, beneficio mutuo,
Comerciantes, artistas,
Espirituales, nobles,
Se mezclan con regateos,
Farsantes, pícaros y pobres.

La esencia de la humanidad
Sin esconder sus miserias,
Alabando sus bienes,
Enseñando sus temores.

Naturaleza salvaje
Riqueza olvidada,
Menospreciada,
Marginada,
Playas salvajes que invitan
Al alma,
a reconciliarse con la vida.

Luz,
luz del sol,
Luz de vida,
Luz en el ocaso,
imposible acotar
Con ninguna palabra.

Mar de olas,
Mar salvaje,
Mar asesino de sueños,
Mar cementerio indigno.

El mar me invitó
Aquel día,
Imposible eludir
La cita.

Anuncios

3 comentarios en “ASILAH

  1. Merecido homenaje a esa tierra privilegiada y sus acogedoras gentes, no exento de reivindicaciones
    El paisaje que describes no es solo físico, también social y espiritual, consiguiendo un resultado muy logrado

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s